Atrévete



Hace unos días estuve reunida con una cliente muy exitosa en sus empresas. Ella maneja su negocio muy bien. Mientras hablábamos la invité a participar en un evento para que comparta su experiencia como emprendedora, para animar y motivar a otros emprendedores. La idea es que ella les pueda hablar un poco de lo que la ha llevado al éxito, y cómo fue su experiencia al convertirse de emprendedora a empresaria. Siempre este tipo de testimonio ayuda a muchas personas a tomar la decisión y dar el paso. Necesitan escuchar las historias de los valientes que se atrevieron. Pero, ¿qué pasó? Cuando le explico de qué se trata, y que tan solo son de 10 a 15 minutos en tarima, me dijo... “¡NO …yo no puedo! ¡Me frizo, no sé qué decir…!”


En ese momento la pude entender, porque sé lo que se siente. Yo también he pasado (y paso) por esa situación del miedo escénico. Pararse frente a cientos de personas, quizás ni cientos, pero simplemente el hecho de pararte frente a ellos en una tarima y hablarles, o frente a una cámara, automáticamente en algunas personas hay esa reacción.


Luego de hablarle un poco de la actividad y cómo su participación sería beneficiosa para los que la van a escuchar, entonces creo que la convencí. Seguí conversando con ella y le expliqué cómo yo lo había hecho; porque a mí me pasa lo mismo. Le comenté que DECIDÍ que a cada actividad que me invitaran a hablar en público o en cámara, lo iba hacer aunque fuera con miedo y temblando, simplemente por amor al prójimo. Porque si mi experiencia (o lo que voy a compartirles) es de beneficio para otros, entonces tengo que aprender a superar mi miedo escénico.


Les comparto esta anécdota, porque es importante que enfrentemos nuestros miedos, o sencillamente nos atrevamos a salir de nuestra zona cómoda. Para poder tener unos logros en la vida, hay que atreverse. Aunque sintamos miedo, inseguridad u otros sentimientos, debemos armarnos de valor y pensar en el beneficio que tendrán los demás. Recordar que si nos invitaron, es porque tenemos algo bueno para ayudar a otros. Lo mismo sucede cuando estamos por tomar decisiones que pueden afectar de forma positiva o negativa nuestro futuro.


Mi recomendación es que evalúes todos los pros y los contras, pero si ya sabes que es bueno, pero no tomas la decisión porque tienes MIEDO, entonces lánzate, que con la ayuda de Dios lo vas a lograr; …y como dicen por ahí, “de los cobardes no se ha escrito nada”. ¡Vamos! ¡Atrévete!


#Emprender #Notengasmiedo

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2000-2021 by AMSS Media Marketing

Design by AMSSMedia.com